Reportaje del 2002: Conociendo algo más de la historia de los ascensores de Valparaíso

Los ascensores de Valparaíso son un emblema de la ciudad porteña y es por esto que recogimos este reportaje del programa Primera Piedra del año 2002, previo a que la ciudad fuese declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Entre una maraña de cerros y calles nos encontramos con uno de los hitos constructivos más relevantes del puerto principal.

«Valparaíso siempre ha sido una ciudad que ha edificado sobre el desastre y el ascensor es un ejemplo del esfuerzo de hacer ciudad en Valparaíso» dice un estadounidense radicado en la ciudad.

El mismo personaje asegura que «es la red de funiculares más grande del mundo por lejos, y es de los pocos sistemas que forma parte del uso cotidiano de la gente».

El historiador porteño Archibaldo Peralta cuenta que el ascensor del Cerro Concepción fue creado por Liborio Brieva en 1883, siendo el primero de Valparaíso y dando acceso al cerro que antiguamente albergara al fuerte de La Concepción.

Luego de esto se inauguró El Peral en 1902, Barón en 1906 y Lecheros en 1909.

Peralta cuenta que a través del tiempo han existido tres tipos de ascensores: hidráulico, a vapor y eléctricos, que son los que predominan hasta hoy.

En términos estrictos, el único ascensor propiamente tal de Valparaíso es el Polanco, el resto son funiculares.

En el programa se cita también al Ascensor Barón, utilizado originalmente por trabajadores ferroviarios y el «Artillería» utilizado por los cadetes de la Escuela Naval.

Be the first to comment on "Reportaje del 2002: Conociendo algo más de la historia de los ascensores de Valparaíso"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*


La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.